Cinco Consejos Para Analistas Web

Cinco consejos para analistas web

En Internet se puede medir todo. O casi. Por eso cualquier empresa o profesional con presencia en la Red de redes está dejando pasar una gran oportunidad para mejorar sus resultados si no analiza lo que sucede en su página web o red social. Ahora es posible conocer mejor a los clientes actuales y potenciales con nuevas tecnologías, pero solo si al volante está un conocedor de este tipo de herramientas. A continuación, cinco consejos para analistas web:

Conoce tu herramienta

Hoy en día es difícil encontrarse con una web que no analice su tráfico con Google Analytics. Primero, porque tiene el soporte del gigante de Silicon Valley detrás. Y segundo y más importante, porque por cero euros al mes ofrece un gran abanico de funcionalidades que satisfarán a la mayoría de sus usuarios.

Existe un repositorio de cursos de la mano del propio Google en Partners, el programa destinado a formar a los profesionales de marketing digital para que utilicen sus dos herramientas principales (Analytics para analítica y AdWords para marketing de resultados). Además, si te crees un buen conocedor de cualquiera de estas dos tools, podrás sacarte sendos certificados. Recuerda renovarlos al año siguiente, ¡porque caducan!

¿Qué métricas hay que seguir?

La primera tarea delicada es la de hacerse un buen cuadro de mandos para conocer (o presentarle al jefe de turno) las métricas más relevantes para el negocio en cuestión de un vistazo. Y normalmente, estos datos suelen coincidir con los indicadores clave de rendimiento, o KPIs. Para un e commerce será vital saber, por ejemplo, el gasto medio por ticket, la cantidad de carritos abandonados y la tasa de conversión. Un medio de comunicación con contenido digital estará tal vez más interesado en páginas vistas y tráfico por fuentes.

Consejos para analistas: cuadro de mandos

El cuadro de mando por defecto de Analytics está muy bien, pero trata de ajustarlo a tus intereses para conocer de un vistazo las métricas más relevantes.

 

Es tentador definir tres docenas de KPIs, pero recuerda que estás preparando un cuadro de mando y que menos es más. ¿El indicador señala un aspecto relevante para el resultado de tu negocio? ¿Puedes hacer algo para impactar en él? Si la respuesta a alguna de estas dos preguntas es “no”, saca esa métrica de tu cuadro de mandos porque ni es clave ni habla de rendimiento.

Ojo al dispositivo

Ahora mismo (en un futuro, vete tú a saber) accedemos a internet a través de uno de los dos grandes grupos de dispositivos: desktop y mobile. En los primeros se encuentran ordenadores de sobremesa, portátiles y otros dispositivos que requieran teclado tradicional y ratón para hacer uso de su sistema operativo; el segundo grupo engloba móviles, tabletas y wearables con acceso a internet.

Cinco consejos para analistas web: dispositivos

Navegamos distinto en smartphone que en ordenador… ¿por qué no analizar el tráfico por separado?

 

Y si existe esta división es porque el comportamiento de los usuarios es considerablemente distinto dependiendo de si acceden a nuestra web desde un dispositivo u otro. En móvil se es más conciso en la escritura, se limita mucho la multitarea y existe una tolerancia nula, o casi, a las webs no responsive. Por eso conviene sacar conclusiones independientes observando el tráfico desde mobile o desktop, respectivamente.

Saca conclusiones apoyadas en datos

Recoger datos no tiene sentido para un analista web si su trabajo se va a limitar solo a eso. Los datos se interpretan y conforman información, de la información se saca un diagnóstico, con el diagnóstico se plantean recomendaciones y de ahí ya se pasa a la acción (donde entraría en juego, probablemente, la gente de desarrollo, contenidos o negocio).

Consejos para analistas: saca conclusiones apoyadas en datos

El ciclo de la analítica no para: datos > información > diagnóstico > recomendaciones > acción

 

Los datos sobre el comportamiento y características de los usuarios de una web nos dan muchas pistas sobre sus necesidades y preferencias, y eso puede ser clave a la hora de elegir los próximos pasos para abordarlo. Tomar decisiones basadas en datos es una buena costumbre que no debe perderse en ningún momento.

¡Nunca dejes de optimizar!

Hablábamos antes de la importancia de tomar decisiones fundamentadas. Pero una vez realices las acciones que más oportunas consideres, ten claro que tan importante como tomar buenas decisiones es medir el impacto de estas y variarlas en función del éxito que tengan.

Es un ciclo que al fin y al cabo se repite, ya que no existe producto digital definitivo. ¿Conoces alguna app o web con gran uso hoy en día que no se actualice de vez en cuando? Pues eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *