Te Hablamos De Panda, El Nuevo Algoritmo De Google

Te hablamos de Panda, el nuevo algoritmo de Google

Los profesionales del SEO estamos preocupados. Durante años hemos ido desarrollando una auténtica ciencia basada en la ingeniería inversa del funcionamiento de Google que ha permitido mejorar las webs para hacerlas subir posiciones en las respuestas a una u otras búsquedas. Pero la firma norteamericana acaba de lanzar Panda, el nuevo algoritmo que modifica el sistema de raíz.

Las reglas básicas, que las páginas que aparecen en los primeros lugares son las que tienen más relación con lo que se busca, no han cambiado. Tampoco lo ha hecho la regla básica de que a más enlaces externos mejor es el posicionamiento, algo que está en la esencia de los algoritmos de Google. Pero sí cambia radicalmente lo que Google entiende que debe ser castigado por corresponder a páginas creadas exclusivamente para estar arriba en las respuestas a las búsquedas.

Sea como fuere, el temor a que el cambio sea radical se ha extendido. Hasta el extremo de que una empresa vasca está reescribiendo todas sus páginas, que tenían un posicionamiento excelente pero que habían sido creadas pensando exclusivamente en los antiguos criterios de Google.

El nombre de Panda proviene del de un ingeniero indio, Biswanath Panda, que ha desarrollado la tecnología que permite identificar a las webs que practican malas artes. Aunque Google no ha revelado los algoritmos y tan solo ha reconocido cuáles son sus objetivos principales, los profesionales del SEO llevamos meses trabajando en su identificación.

Emplean para ello la ingeniería inversa, ya que Panda ya está en funcionamiento en EE.UU, y las patentes registradas por Google en los últimos meses. Lo que se sabe ya a ciencia cierta es que los algoritmos utilizan el cálculo distribuido para auto-aprender a separar las buenas webs de las malas a partir de unos ejemplos marcados por humanos.

Por una parte, clasifican las webs en función de su temática, ya que no puede tratar igual a una tienda online, que normalmente repite contenido, que a un blog, que lo crea. Por otra parte, Google intenta calcular qué posibilidades tienen una página de generar rebotes, término utilizado para el usuario que vuelve a realizar una búsqueda cuando el destino inicial no le ha gustado.

Entre los consejos que ha realizado la firma norteamericana destacan los de crear webs que generen confianza, credibilidad e interés. Para ello resulta fundamental que las páginas no hayan sido creadas automáticamente, que no contengan mucha publicidad, que dispongan de contenido original y que sean ortográfica y gramaticalmente correctas.

Además, Google asegura tener en cuenta de manera positiva que en una misma página se expresen diferentes puntos de vista. Muchos creen haber demostrado que para medir todo esto el buscador está empezando a tener en cuenta el número de “Me gustas” expresados a través de Facebook y de reenvíos de mensajes de Twitter.

Fuente: Euskadi Innova