InMails Patrocinados Vs Email Marketing

InMails patrocinados vs Email Marketing

Al email marketing le ha salido competencia en social media. Los InMails patrocinados de Linkedin le echan un pulso. En Suggiero nos frotamos las manos cuando saltó la noticia y, tras nuestros primeros pinitos, podemos decir que las últimas cosechas han resultado más que aceptables. En este post os contamos todo lo que hay que saber para ser los amos de los nuevos ads de Linkedin. ¡Ojo al dato!

A finales de noviembre del año pasado, la red de contactos profesionales por excelencia abría sus ansiados InMails a todos los anunciantes de la plataforma. Hasta entonces la posibilidad de contratación de InMails (mensajes directos al buzón de los usuarios en Linkedin) estaba restringida a las cuentas Premium. El anuncio por parte de la compañía hizo que a más de uno se le pusieran los ojos chiribitas, incluidos los mendas, que todo hay que decirlo…

El caso es que con este cambio, Linkedin ha ampliado sus posibilidades de contratación de anuncios, entre los que ya se hallaban los ads de texto o el contenido patrocinado a través de publicaciones. La compañía de Jeff Weiner convierte así sus codiciados InMails en uno de los productos publicitarios principales de la red, que nos permite a los anunciantes llegar a nuestro público objetivo con contenidos personalizados y fácilmente configurables.

Diferencias entre InMails e InMails patrocinados

Los InMails, dependientes de la contratación de una cuenta Premium, permiten a través de créditos enviar un mensaje directo a un usuario determinado. Es decir, podemos elegir directamente el contacto al que enviar nuestro mensaje privado a pesar de que no estemos conectados con él. Cada modelo de cuenta de pago cuenta con una cantidad de créditos para hacer uso de los InMails, pero siempre se pueden comprar otros adicionales al margen del coste mensual.

Por su parte, los InMails patrocinados están abiertos a todos los anunciantes. La diferencia entre éstos y los InMails de las cuentas Premium radica en que no podemos elegir el contacto específico sobre el cual queremos impactar con nuestro mensaje, pero sí podemos establecer una segmentación adecuada en función del tipo de campaña que deseamos lanzar, intentando llegar al público objetivo que pueda estar interesado en nuestro producto o servicio.

Cómo configurar una campaña de InMails patrocinados

A pesar de que el Administrador de campañas de Linkedin actualmente no está tan desarrollado como puede ser el Businnes Manager de Facebook, la configuración de las campañas resulta relativamente sencilla. Como hemos dicho, las campañas de InMails patrocinados están abiertas a todos los anunciantes, sin necesidad de disponer de una cuenta de pago.

Para configurar una campaña de InMails patrocinados es requisito indispensable disponer de una página de empresa en la red. Una vez seleccionado el tipo de campaña, desde el perfil del administrador deberemos escoger el nombre del remitente. Si queremos añadir un nuevo remitente es necesario que sea un contacto de primer grado. Solo estos recibirán la solicitud.

Tras ello, podemos configurar nuestro InMail como un email común: asunto, resumen, texto del mensaje hasta 1000 caracteres, incluyendo saludo personalizado, y botón de llamada a la acción. No está de más, incorporar un hipervínculo en el cuerpo del mensaje para incrementar el rendimiento de clics. También podemos incorporar un banner de 300 x 250 px que completará el InMail patrocinado.

Una vez lanzada la campaña, a los usuarios que se hallen dentro de la segmentación establecida previamente les entrará directamente el InMail en su buzón con la etiqueta de ‘Patrocinado’. Linkedin establece que, como mucho, cada usuario puede recibir un InMail patrocinado cada 60 días.

Tasas de apertura

Las tasas de apertura de los InMails patrocinados son bastante superiores a las campañas convencionales de Email Marketing. En Suggiero lo hemos probado y damos fe. Si la segmentación establecida es óptima, el llamado CPS (Coste por Envío) automático no supera los 0,45 €. No obstante, siempre podemos establecer nuestra propia puja máxima.

En las primeras pruebas con la nueva tipología de ads de Linkedin, nuestros resultados superan el 40% de aperturas frente al 20 o 30%, en los mejores casos, de una campaña de email marketing convencional. Con estos datos parece que los InMails patrocinados en Linkedin son una apuesta clara de impacto directo en el usuario, que los marketeros no debemos desaprovechar. En la agencia lo tenemos claro: repetiremos seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *